Necesita Ayuda?

0261-4299015 Horario: Lunes a Viernes 8:00 hs a 16:00 hs
Polilla de la Vid: Sanción inicial a ampliar la vigencia de la Ley 9076 y fondeo de 600 millones de pesos

Polilla de la Vid: Sanción inicial a ampliar la vigencia de la Ley 9076 y fondeo de 600 millones de pesos


2 de Septiembre, 2021

La Cámara de Diputados otorgó sanción inicial al proyecto enviado por el Poder Ejecutivo que establece ampliar la vigencia de la Ley 9076 – de Control y Erradicación de la Plaga Lobesia Botrana – y fondeo de 600 millones de pesos para el combate de la misma.

En su articulado el proyecto de Ley establece que “se tomará como base de cálculo para el presupuesto requerido para afrontar la campaña de control de Lobesia Botrana 2021/2022, los recursos requeridos para efectuar las adquisiciones de insumos y contratación de servicios necesarios para alcanzar los objetivos propuestos en el marco del Programa”, en un monto estimado de 600 millones de pesos.

El presupuesto previsto podrá ser reforzado con aportes de fondos Nacionales “a fin de incrementar los alcances del Plan de control que técnicamente el ISCAMen defina, con la finalidad de alcanzar los mejores resultados posibles respecto a la supresión de Lobesia Botrana en todo el territorio provincial”.

En tal sentido, dispone que para dar cumplimiento al Programa, “las contrataciones necesarias para la implementación específica de acciones de control de la plaga serán afrontadas con fondos del presupuesto provincial y eventualmente, con refuerzos presupuestarios de origen Nacional, asegurando el abastecimiento a productores en relación al estado de situación de la plaga para cada área cultivada, e implementación de todas las acciones de control según la biología de la plaga en nuestra provincia, con el fin de causar el mayor impacto posible sobre las poblaciones del insecto en base a un uso eficiente de los recursos destinados para ello”.

“Quedarán a cargo de los beneficiarios los gastos operativos para la colocación de insumos según corresponda, de acuerdo a la alternativa de control que el Programa defina, estando ello en función del estado de situación respecto a la presencia de Lobesia Botrana para la zona en donde se encuentre cada propiedad”, añade el texto.

Por otra parte, se deja sin efecto para la temporada productiva 2021/2022 las contribuciones como así también las demás obligaciones establecidas en los Artículos 5º, 6º, 7º, 8º, 9º, 14 º y 16 º de la Ley Nº 9076, y se deroga toda otra norma que se oponga a la presente.

Asimismo, señala que el objetivo principal de esta Ley es “la provisión de recursos financieros para poder ejecutar las acciones de control previstas únicamente durante la temporada productiva 2021/2022, debiendo arbitrarse mediante otras normativas y/o vías administrativas los recursos necesarios para afrontar futuras campañas de lucha contra Lobesia Botrana”.

En la fundamentación, se explica que “es conocido el impacto que genera sobre la producción vitivinícola de Mendoza la plaga cuarentenaria Lobesia Botrana, afectando la cantidad y calidad de la producción de uvas, mostos y vinos, comprometiendo la fuente de trabajo de miles de productores y familias que dependen económicamente de la actividad agrícola y a la industria enológica local”.

En esa línea, sostiene que la Ley Nacional N° 27.227 y la Ley Provincial N° 9076 han declarado de interés nacional y provincial, respectivamente, el control y la erradicación de esta plaga, pero que “tras haberse superado los períodos contemplados en tales normativas, los presupuestos implicados mientras se mantuvieron en vigencia no resultaron de la magnitud requerida para dar cumplimiento a los objetivos de erradicación propuestos”.

El cultivo de vid representa la principal actividad agrícola de la Provincia de Mendoza, con 151.000 hectáreas de viñedos, siendo dicho cultivo el principal hospedero de Lobesia Botrana. Además existen cultivos de frutales susceptibles al ataque de la “polilla de la vid”, por lo que evitar la diseminación del insecto hacia los mismos resulta primordial.

“La presencia de este agente en los cultivos genera restricciones para comercializar uvas o cualquier fruto que sea susceptible a su ataque, lo que puede significar la paralización comercial para muchas actividades ligadas a la producción de frutas”, se subraya.

El Comité Técnico Asesor en relación a la plaga Lobesia Botrana, conformado por entidades productivas y científicas de orden nacional y provincial “ha avalado las acciones desarrolladas por ISCAMEN para el control de la plaga”, indica el texto legislativo, y agrega al respecto que este organismo, “desarrolló e implementó las estrategias de control necesarias para suprimir las poblaciones de Lobesia Botrana durante las temporadas 2017/2018 y 2018/2019, alcanzándose un decrecimiento de los niveles de detecciones del insecto en el orden del 95% respecto de las temporadas anteriores”.

Además, “en las campañas 2019/2020 y 2020/2021 a partir de los recursos disponibles, ISCAMen llevó adelante acciones de sostenimiento de los niveles de control alcanzados en campañas anteriores”, tal es el caso de la realizada en el año 2016 que fue considerada por los organismos técnicos como la “campaña de máxima”, logrando casi una erradicación plena de la plaga.