Análisis de residuos de agroquímicos en mercados frutihortícolas de Mendoza

Análisis de residuos de agroquímicos en mercados frutihortícolas de Mendoza


14 de Febrero, 2019

Durante el 2018 se tomaron 402 muestras, en 46 especies vegetales, en diversos mercados de concentración. Como resultado, el 94% de las mismas se encontraron aptas para el consumo.

Estas acciones de fiscalización y control, que lleva adelante el ISCAMEN, se realizan siguiendo las normativas nacionales que establecen las tolerancias permitidas para diversos productos (Res. Senasa 934/10 y Res. Senasa 608/12).

Las muestras vegetales, sin detección y con detecciones de residuos dentro de las tolerancias permitidas, confirman el manejo correcto por parte del aplicador en virtud de los tiempos de carencia.

Se tomaron muestras en sucursales de diversas cadenas de supermercados como Carrefour, Jumbo Retail Arg. S.A., Deposito VEA, Makro Supermercado Mayorista S.R.L., Coto C.I.C.S.A, WalMart, Tadicor y Libertad SA. Asimismo, en los principales mercados de concentración de productos vegetales y de mayor abastecimiento a pequeños comercios, tales como el Mercado Cooperativo de Guaymallén, Mercado Cooperativo Productores Acceso Este, Mercado Cooperativo de Las Heras, Mercado Cooperativo de Godoy Cruz y Mercado de Concentración de San Rafael (Comerco).

BUENAS PRÁCTICAS AGRÍCOLAS Y TIEMPOS DE CARENCIA

Las Buenas Prácticas en el Uso de Agroquímicos implican realizar a campo todas las tareas necesarias para evitar o minimizar posibles riesgos, ante el uso estos productos. Estas prácticas implican actividades en todo el proceso de utilización de agroquímicos y sus diferentes etapas, en búsqueda de proteger al productor y/o aplicador, al ambiente y al consumidor.

El respeto del tiempo de carencia por parte del aplicador es una buena práctica agrícola, que consiste en esperar el tiempo que debe transcurrir entre la aplicación de un agroquímico en el cultivo y la posterior cosecha del mismo. De esta manera, se permite que el agroquímico se degrade y no queden niveles de residuos perjudiciales .

La detección analítica de residuos en vegetales, según el nivel de residuos encontrados, puede indicar si las aplicaciones han sido correctas o incorrectas. Es decir, si se tuvo en cuenta el tiempo de carencia.

RESULTADOS DEL PERIODO 2018

A través del Programa de Agroquímicos de ISCAMEN, se toman muestras vegetales en búsqueda de residuos de agroquímicos que responden a grupos químicos tales como los organoclorados, organofosforados, carbamatos y piretroides.

En términos generales, en el año 2018 se analizaron 402 muestras vegetales de las cuales 378 se encontraron aptas para el consumo. En 305 no se registró presencia de residuos de agroquímicos y en 73, los niveles de presencia detectada estuvieron dentro de los límites permitidos por Senasa.

Con el restante 6% (24 muestras), en las que se detectaron trazas de productos no registrados o permitidos para determinados cultivos, se labraron actas, se efectuaron decomisos, se aplicaron sanciones y se inició un proceso de seguimiento y capacitación de los establecimientos expendedores.

Cuando los funcionarios del programa agroquímicos de ISCAMEN toman muestras vegetales en los centros de comercialización, el lote queda intervenido hasta que los análisis de residuos de agroquímicos que se realizan en los laboratorios del INTA y el INTI, determinen la presencia, ausencia o desvíos de uso de agroquímicos.

Una vez conocidos los resultados, en aproximadamente 5 horas, se libera la mercadería o se realizan las actas y los decomisos correspondientes.

Las especies vegetales analizadas fueron lechuga, pera, tomate, naranja, manzana, zanahoria cebolla, zapallito redondo, zapallo, remolacha, durazno, pimiento, acelga, limón, choclo, repollo, papa, pomelo, camote, ciruela, mandarina, berenjena, ajo, palta, espinaca, cebollita de verdeo, rúcula, achicoria, hinojo, alcaucil, perejil, escarola, rabanito, radicheta, tomate cherry, brócoli, coliflor, frutilla, damasco, banana, uva, pepino, apio, melón, puerro.

De estas 46 especies vegetales muestreadas la lechuga fue la más analizada dado que se trata de una de las verduras de hoja de mayor consumo. De los 50 análisis realizados en lechugas, en tres oportunidades se encontraron residuos no permitidos.

En el año 2018 se decomisaron más de 1000 kilogramos, principalmente de productos como lechuga, escarola, apio, alcaucil, espinaca y zapallo.

ACCIONES EN LOS ÚLTIMOS DIEZ AÑOS

El ISCAMEN ha realizado un trabajo ininterrumpido, en los últimos diez años, en la toma de muestras vegetales para su respectivo análisis en laboratorio.

Si se considera el período 2007-2017 se analizaron 2762 muestras vegetales. En el 86.6 % de los casos no se detectó ningún residuo mientras que el 10,4 % de las muestras presentaron residuos dentro de las tolerancias permitidas.