Experto internacional continúa capacitando al personal de campo del programa mosca del Mediterráneo

Experto internacional continúa capacitando al personal de campo del programa mosca del Mediterráneo


28 de Septiembre, 2018

Desde su llegada a la provincia el experto de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Ing. Jorge López, está desarrollando un programa de capacitación en campo al personal del Programa de Erradicación de la mosca del Mediterráneo del ISCAMEN.

El plan de capacitación se despliega por los diferentes Oasis provinciales donde se lleva adelante el control de la plaga. Luego de haber recorrido el Oasis Sur, durante las últimas jornadas las actividades se han desarrollado en el Oasis Este de la provincia y están destinadas a la capacitación y el perfeccionamiento del personal de las Brigadas Fitosanitarias.

Las capacitaciones se basan en cuestiones prácticas y cotidianas del trabajo de campo, a partir de la vasta experiencia del Ingeniero López quien se desempeñó por muchos años en el Programa Moscamed de Guatemala y cuenta con gran solvencia técnica y operativa en el manejo de programas de control en grandes áreas.

La principal herramienta que emplea el ISCAMEN para el control de la mosca del Mediterráneo es la Técnica del Insecto Estéril (TIE) que consiste en la cría masiva de machos de esta plaga que luego se esterilizan y se liberan al medio ambiente para que al copular con hembras silvestres no dejen descendencia y se interrumpa el ciclo biológico. Esta técnica es parte de un sistema integrado de herramientas que se complementa con el control químico y cultural que realizan las "Brigadas Fitosanitarias", principalmente en los árboles frutales de las zonas urbanas. La población puede llamar al 0800 666 4722 del ISCAMEN y solicitar el tratamiento gratuito de frutales domiciliarios .

El Control Químico está basado en el comportamiento alimenticio de la mosca del Mediterráneo, por lo cual se utiliza una mezcla de insecticida y atrayente alimenticio que se denomina insecticida-cebo el cual es altamente selectivo. El Control Cultural consiste en la recolección y destrucción de los frutos con sospecha de ataque y frutos que pudiesen haber quedado en la planta desde el ciclo anterior y sirven para hospedar a la plaga en el invierno (ej: cítricos). Estas actividades son desarrolladas por personal acreditado por el ISCAMEN y son totalmente gratuitas. Luego de la recolección y destrucción de frutos de hospedantes en áreas de detección de focos de la plaga, se aplica un insecticida en el suelo bajo la copa de los árboles donde se hallan encontrado frutos infestados. Con esta actividad, se eliminan huevos y larvas que puedan estar presentes en los frutos y en el suelo, con el objeto de interrumpir el ciclo biológico de la plaga y reducir su capacidad de reproducción.